jueves, 8 de abril de 2010

THE END





Dado que en la vida nada es eterno, este blog tampoco podía serlo. He decidido por ello, no alargarlo más.



La etapa “Año Nueva Vida Nueva” se ha conseguido superar, en parte gracias al objetivo propuesto en el blog: romper con todo lo anterior. El reto Australia se cambió por Nueva Zelanda y superó con creces las expectativas deseadas.



Todo esto mezclado con la cotidianidad del día a día, pequeños detalles que guardan grandes enseñanzas. Personas que vienen y van. Otras se cruzan para nunca regresar. Algunos vienen y permanecen para dejar su huella.



Y a veces, aparece el Amor. De hecho es el motor de la vida. La pasión por lo que haces le da sentido a tus días. Hay quien nunca lo ha sentido o le pone mil excusas para ocultar sus mil corazas.



Si alguna vez conoces a alguien así, quiérele por duplicado........





Otra etapa que finaliza. En realidad, sabía que acabaría, pero lo repetiría de nuevo. Porque no puedo controlarlo todo, ni pretendo conseguirlo.



Sea como fuere, SOBREVIVIRÉ, como lo harás tú y el resto de la humanidad.



Seguiré en otro sitio, dejando constancia de ello. Cuando las palabras te liberan, no puedes prescindir de ellas...



Mil gracias a los que me habéis seguido y acompañado en esta aventura de la vida. El apoyo de quien no te conoce tiene aún más mérito.



Escribiré un nuevo blog. Si te interesa seguir mis andanzas, serás bienvenido de nuevo.


lunes, 22 de marzo de 2010

PISTAS PARA DIFERENCIAR AMOR DE OTRA COSA




El amor no es algo tan difícil de determinar. Sus efectos son mucho más tangibles de lo que se cree y sus resultados se pueden observar con facilidad:



- Imaginarse el futuro sin él es posible si se pone empeño. La vida juega malas pasadas, y quien ya ha tenido algún fracaso sabe que todo es posible. Pero imaginarse el próximo plan venidero sin él, es cuanto menos molesto. Y mucho más si él es capaz de hacerlo con facilidad.



- Sacarle defectos es posible, pero salen con mucha mayor facilidad las virtudes. Por eso, eliges quedarte con él. Si te pregunta qué es lo que NO te gusta de él y tu respuesta llega a tu cerebro con rapidez, probablemente estés a salvo del amor. Lo contrario puede ser el resultado de esta tediosa palabra.



- Puedes repetirte mil veces que no te acabarás enganchando, pero en el momento en que pospongas otros planes por verle o priorices estar con él... pregúntate qué es lo que realmente sientes.



- Sin darte cuenta, has entrado en un círculo en el que todas las cosas buenas lo relacionas con él. Te sorprende en tus pensamientos más de lo habitual y te apetece compartir las cosas buenas del día.



- Empezar a plantearte que por tus “amigos” no sientes lo mismo es una pista importante. Hacer caso a la intuición ahorrará futuros disgustos.



- Se te pasa por la mente expresiones que no dirigirías a tu mejor amiga por mucho que la quieras.



- Por muy poco celosa que seas, sientes la necesidad de quererle “solo para ti”. El mero hecho de imaginarle con otra mujer, te araña por dentro.



- Vuelve la estupidez a tu vida. El efecto de la marihuana actúa de nuevo sin necesidad de fumarla.



- El sexo cobra otro cariz. En breve pronto se complicará todo si no te atreves a ser lo suficientemente clara. Si separar sexo y amor empieza a ser una lucha consciente, es el momento de replantearse lo que se siente.



- Si un abrazo suyo es capaz de anestesiar toda tu parte racional... comienza a temblar, estás más enamorada de lo que quieres reconocer. Pronto YA no podrás controlarlo.



- Sin querer te encuentras leyendo acerca del amor y emitiendo palabras que te producían urticaria.



- Te planteas sacrificar más cosas de las que debieras. Sabes que esto tiene su riesgo, pero no te preocupa.



- La respuesta ante cualquier frase que acabe “contigo” siempre será: “, quiero”.



- No hay excusas, ni condiciones, ni “peros”. Ahora entiendes que lo anterior sólo era un sucedáneo, y puedes diferenciar amor de otras cosas.



- Puedes disculpar un rechazo maquillado con mil excusas sólo porque has aprendido a diferenciar Amor de todo lo demás.





La próxima vez que vuelvas a preguntarte qué es lo que realmente sientes, relee lo anterior y la respuesta saldrá sola...


martes, 16 de marzo de 2010

AJO Y AGUA



O dicho de otro modo: “a joderse y a aguantarse”.


Cuantos más años se van cumpliendo y más experiencias viviendo, se va aceptando la vida de un modo cada vez más natural, y adoptando cierta resignación ante todo lo que va viniendo.


Los desgarros quedan en un segundo plano, y esa ansiedad por no conseguir lo que se quiere cobra otro cariz.


Es el resultado de hacerse mayor. O al menos, un poco más viejo que ayer. No lo has elegido, pero es lo que toca.


La vida es así, ¿acaso puedes cambiarla?



Otro lema aprendido: ESFUÉRZATE POR LO QUE QUIERES Y DEJA A LA VIDA ACTUAR. Las batallas campales frente a muros impenetrables suelen acabar en verdaderas sangrías.



A veces me pregunto si es posible cambiar el orden establecido de las cosas. El orden prefijado y aceptado por una masa borreguil de mentes poco inquietas.


Rápidamente me respondo: cámbialo, pero cámbialo para ti. Cambia tu escala de valores y no pretendas que nadie más lo entienda.


Definitivamente, NO se puede cambiar el orden establecido de las cosas. Luchar contra ello costaría toda una vida para que una sola persona lograse entenderlo, pero ya sería demasiado tarde...


¿Merece la pena?


Mientras encuentro respuesta, pretendo vivir la vida que yo he elegido.



sábado, 13 de marzo de 2010

EN TUS MANOS




Te espero, Vida, para que vuelvas a hacerme feliz cuando quieras, donde quieras y como quieras.




87

miércoles, 10 de marzo de 2010

QUEDÉMONOS CON LO BUENO...




Lo bueno del dolor es que insensibiliza.


Lo bueno de un fracaso es que el siguiente dolerá aún menos.


Lo bueno de un rechazo es que sabes lo que se siente. Lo mejor, es que se saca orgullo.


Lo bueno de algo malo es que hace escuela.


Lo bueno de la vida es que te muestra siempre “el otro lado” para que lo entiendas.


Lo malo de todo es que cuando por fin lo entiendes, suele ser demasiado tarde para cambiarlo.


Lo bueno de hacer balance es que ganas en objetividad y pierdes en sentimiento. Tal vez eso sea lo malo...


Lo bueno de lo malo es que son complementarios.


Lo bueno que me llevo es también todo lo malo.


Lo mejor de todo es haberte conocido.


Lo peor, que el tiempo verbal sea en pasado.


Lo mejor es que la vida ayudará a entenderlo.


Lo peor... que cuando ocurra, ya no servirá de nada.


Lo mejor es el consuelo de quien no pierde partidas sino que gana aprendizaje.


Lo peor es que no devuelve lo que ha quitado, pero hace sentirse mejor.



martes, 9 de marzo de 2010

FIN DE OTRA ETAPA



Cuando las palabras no consuelan, siempre quedará el refugio de la Música...




miércoles, 3 de marzo de 2010

TABÚES INCOMPRENSIBLES




“Te necesito”: si eres capaz de decirlo, te vuelves más humano.



“¿Puedes ayudarme?”: en la misma línea, pero siendo más concret@.



“Gracias”: parece fácil de decir, pero en realidad se olvida con la misma facilidad.



“Perdón”: admirable gesto de humildad que siempre es de agradecer.



“Tenemos que hablar”: hay quien detesta esta expresión por lo que se suele avecinar. Pero en realidad es un síntoma de valentía y franqueza.



“No me gusta cuando...”: es de agradecer que las cosas se digan con la claridad que merecen.



“No quiero verte/llamarte/acompañarte/...”: parece que cuando alguien nos solicita algo y no nos apetece, debemos encontrar una excusa para no ofender... Craso error!!



“La has cagado”: no creo que precise comentario alguno.



“Te quiero”: Te hace un poco más libre cuando realmente se siente.



“No te aguanto”: se considera políticamente incorrecto y siempre se utiliza un juego muchísimo más sucio para demostrarlo.



“Tengo miedo”: muestra debilidad. Cuando en realidad el cobarde es aquel que nunca lo siente, porque lo evita.



“Te prometo...”: ¿tan poco te fías de tus propias palabras?



“Me comprometo a...”: Muestra una seguridad que no todos tienen.



“Ya no te quiero”: creo que sería la única expresión que pudiera provocar odio y admiración al mismo tiempo.



¿Te consideras lo suficientemente valiente o prefieres maquillarlo todo?



Solemos emplear complicados recursos para maquillar la verdad, cuando en realidad la naturaleza siempre escoge el camino más corto y sencillo.