miércoles, 31 de diciembre de 2008

¿Y ahora qué?... VIVIR.


Último día del año. 2008, año de cambios importantes, ruptura, desengaño, desgracia y lamentos. La otra cara de la moneda es renacer. Básicamente, volver al mundo, volver con otros aires, recobrar el aliento, y ya que de aire se trata, disfrutar del aire que antes asfixiaba. Sentir que vale la pena sin entender demasiado que el paso más duro que has dado en tu vida es el que te va a devolver la ilusión. Ilusión por lo que antes era inalcanzable. Lo que antes eran sueños, ahora son objetivos. Porque cada vez están más cerca las metas que tiempo atrás idealizaste. Incomprensiblemente lo que antes era un pozo sin fondo ahora es un agujero de salida. Ahora es luz, ahora es querer, ahora es conseguir.

Luchar es la manera más eficaz de sentirse vivos, de recobrar el control, de recuperar tiempo perdido, de despertar del letargo. Si algo tengo que agradecer es haberme dado cuenta a tiempo.

Y como bien dicen: AÑO NUEVO, VIDA NUEVA.

¡¡FELIZ 2009!!