domingo, 15 de febrero de 2009

¿¿AMIGOS, COMPAÑEROS O PERSONILLAS??

Existen dos tipos de personas con las que topamos a lo largo de nuestra vida: aquellas que dejan huella y aquellas otras que nos dejan exactamente igual de lo que estábamos.


Es curioso observar lo poco que puede aportar aquel compañero con el que rozas codo con codo cada día durante años, mientras que otra persona aparece en tu vida en el momento y lugar apropiados, y en pocos meses merece todo el apego que otros no han conseguido durante años.


Es muy gratificante encontrarse con personas que te marquen de algún modo, que dejen una huella de la que te apetezca acordarte pasado el tiempo. Son aquellas personas que facilitan lo más complicado, con ellas, las cosas parecen más sencillas.


Pero su verdadera valía se hace notar en su ausencia. Cuando ya no cuentas con ese apoyo y la distancia ha puesto demasiados kilómetros de por medio. Incluso esto es positivo, porque situaciones así nos hacen valorar más aún el peso real de lo que hemos conocido.


En realidad, las personas no somos entes individuales que actuamos en base a nuestro único criterio. Somos el producto de lo que nos rodea y vivimos bajo la influencia de aquellos afortunados que han merecido un hueco en nuestra vida.


En estos casos, la distancia y el tiempo tienen un peso insignificante porque lo que han aportado es lo suficientemente importante como para que vuelvan a formar parte de tu vida.


Es importante hacerles saber lo que han conseguido y aquello que han dejado grabado a fuego. Porque su paso no ha sido fruto de la casualidad sino del interés y la constancia. Y eso tiene su recompensa.



5 comentarios:

  1. Las personas que logran traspasar la línea "importante" en nuestra vida, son aquellas que, a pesar de la distancia, los años y la vida, cuando vuelves a verlas, a saber de ellas, es como si retomaras aquella conversación que dejaste a medias sin que necesites dar más explicaciones.
    Ya dice la frase: "Quien tiene un amigo, tiene un tesoro" y es verdad, porque son pocos los tesoros que alcanzamos en la vida y no son todos los que están, aunque a veces lo parezca.
    Un amigo nada tiene que ver con un conocido. De éstos "conoces" su nombre, su profesión, su domicilio...pero poco más. Un amigo conoce lo bueno y malo que tienes y aún así, sigue siendo tu amigo.
    Además hay un rasgo muy significativo de un amigo...siempre se alegrará por las cosas buenas que te pasen y estará a tu lado cuando las cosas se pongan feas.
    Y es verdad lo que dices..hay que decírselo,para que lo sepan.

    ResponderEliminar
  2. Como siempre, qué razón tienes.

    Es bueno decirlo, no tanto para que lo sepan, -ya que la verdadera amistad es recíproca y ya se sabe- sino porque es justo dar las gracias a quien lo merece.

    La respuesta frente a un comentario del tipo: "gracias por estar ahí" casi siempre es: "no hay nada que agradecer". Pero el decirlo motiva a repetirlo tantas veces como sea necesario y fortalece los lazos.

    La vida sería bastante gris este tipo de relaciones.

    ResponderEliminar
  3. Como siempre, comiéndome palabras... Quería decir: la vida sería bastante gris SIN este tipo de relaciones.

    ResponderEliminar
  4. THANKS JUST FOR BEING THERE!!
    Siriusly!
    You really make me feel great!

    I love this ozzy band
    it´s funny, but there are allways some songs that can show what you have inside in a certain moment.
    Here the lyrics.
    it’s a pleasure to meet ya
    You look like one incredible creature
    Wanna treat you fine
    Let’s dance and grind
    Get so funk inflicted
    It’s a crime
    You’re divine
    You’re sublime
    And well ya blow my mind

    En Ingles tengo menos faltas de hortografía eh?

    =o)

    http://www.youtube.com/watch?v=QtFxo4mpiKg

    ResponderEliminar
  5. No te lo tomes tan a pecho, sigues siendo la cañísima...

    Y no te escondas, hombre, que tengo muy buen olfato.

    GRACIAS.

    ResponderEliminar