domingo, 22 de febrero de 2009

¿AUSTRALIA?, SÍ QUIERO.




7 de Febrero de 2009: los telediarios nos sorprenden con escandalosas imágenes de bosques enteros incendiados en Australia.

Hasta el momento, el número de muertos asciende a 200 y alrededor de 1800 hogares han sido destruidos.


A esta desgracia provocada por varios pirómanos se le añaden las dos olas de calor casi consecutivas y la sequía, que ha facilitado la propagación de los incendios. Costando la destrucción de extensas hectáreas del sureste australiano.

Miles de personas se han quedado sin hogar y están acogidas en centros habilitados por la Cruz Roja. Mientras, otros tantos centenares se refugian en sus coches o centros comunitarios, donde desconocen si sus familiares y vecinos están vivos y sus casas aún siguen en pie.

Australia acaba de sufrir una tragedia histórica. Unos 400 incendios ya han arrasado más de 340.00 hectáreas, en su mayoría bosques.

Hasta la fecha, estos incendios son considerados como los más mortíferos en la historia de Australia.

“No hay palabras para describir esto excepto que estamos ante una matanza” anuncia Kevin Rud, el ministro australiano.

Los estados más afectados han sido Victoria y Nueva Gales del Sur, mientras que las localidades más golpeadas han sido Kinglake y Marysville, que “prácticamente desapareció del mapa”.


Para añadir más leña al fuego (y nunca mejor dicho), el norte de la zona está siendo acosada también. En este caso, por fuertes inundaciones interrumpidas.

Varias poblaciones han quedado anegadas en el estado de Queensland, con una persona fallecida y otras tres desaparecidas.

El Gobierno ha declarado como “zona catastrófica” al 70% del territorio de Queensland y el ejército ya ha comenzado a repartir alimentos.

Según los servicios de meteorología australianos y de la Organización Federal para la Investigación Científica e Industrial (CSIRO), el número de días en los que los incendios revestirán peligro extremo se pueden multiplicar por dos antes de 2050.

“Australia se expone a episodios de sequía más frecuentes, a temperaturas más elevadas, a fuegos más intensos, así como a ciclones y a inundaciones de consecuencias más graves", asegura Greenpeace.


...................................


Ante toda esta situación, la pregunta recurrente y agotadora es: “¿Mar, estás loca, aún te quedan ganas para optar por ese destino?”. Y la respuesta siempre es la misma: “la verdad que sí, demasiadas ganas”.



5 comentarios:

  1. Mujer, no es algo para tomar a la ligera. Yo me lo pensaría dos veces.

    ResponderEliminar
  2. Amiga Mar:

    Ve al espacio de "Mi ciénaga" (yo lo conocí por ti, lo tienes enlazado como "De todo un poco" de Mariano Lozano).
    Tiene una entrevista que le hicieron a otro joven español, Javier Montaño, que ahora anda por EEUU, pero que pronto cambiará su rumbo, tal vez, a Europa.
    De esa entrevista saco "aprendí a que la intuición y la confianza en uno mismo son tan fiables o más que un papel firmado"....
    y ya sabes lo que dice en algunos post del maestro: la intuición, la mayoría de las veces, te hace escoger la respuesta adecuada.

    Y como soy, como soy, te repito lo que me dijo aquella viejecita una vez: " a mi edad, es mejor arrepentirse de haber hecho algo, que no arrepentirse de no haberlo hecho".

    Y como también eres, como eres, al título de tu blog me remito: "Si lo quieres, hazlo".

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, hace poco leí un libro, "El río secreto" de Kate Grenville, que narra la historia de un barquero del Támesis de comienzos del siglo XIX en su "peculiar conquista" de la Australia aborigen.
    Este libro cayó en mis manos, casi, al mismo tiempo en que "te conocí". Hasta ese momento nunca había leído un libro cuya historia se centrara en Australia y me resultó curiosa la coincidencia.
    Te lo recomiendo, aunque me parece que no tienes mucho tiempo para leer, pero ahí queda.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¿Para leer? para leer siempre hay tiempo... Véase metro, autobús, etc... Tomo nota. En cuanto me acabe el de Eduard Punsent, voy en su búsqueda.

    Con respecto a lo que comentas de la intuición, tienes toda la razón. De hecho, a nuestro maestro me remito: "la intuición es tan válida como cualquier argumento científico".

    Lo acabo de comentar esto mismo con un amigo: no serán unos incendios lo que me impidan ir a Australia. Muy mal tendría que pintar la cosa, y por el momento, no es el caso.

    ResponderEliminar
  5. Yo también te animo a que vayas, ¡¡es increíble!! Los incendios allá son algo cíclico. Que no te asuste.

    ResponderEliminar