domingo, 15 de febrero de 2009

FELIZ SAN VALENTÍN









Perfecto día para curar heridas. A veces para avanzar sólo es preciso cerrar puertas a cal y canto y asegurarse de que no van a volver a abrirse.




Es imposible volver a abrir las puertas de par en par cuando una vez la corriente provocó un portazo que te dio un susto de muerte.


Dejar la puerta entornada es un juego de azar, en el que se puede ganar o perder. Una ruleta rusa en la que corres demasiados riesgos.


Lo primero es zanjar tu pasado, lo segundo es pasar página y lo tercero y más importante, agradecer al Corte Inglés días tan productivos.


2 comentarios:

  1. Que razón ese último párrafo. No por lo del Corte Inglés, si no por lo de que hay que zanjar con el pasado para poder pasar página... y añado (tan importante uno como otro)
    Besazo Mar!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Ey, preciosa!!

    Lo del Corte Inglés lo he dicho de coña para no quedar demasiado trascendental. Me parece una mierda de día ahora, que paso mil del amor y antes, cuando estaba coladita.

    ResponderEliminar