domingo, 1 de febrero de 2009

¿A QUÉ LE TIENES MIEDO?... ¡¡HAZLO!!













No es cuestión de ir contracorriente.




No es cuestión de creerse distinto por querer experimentar cosas poco comunes.



O de sentirse especial por pretender vivir la vida en su máximo esplendor. Exprimirla al máximo, vivir al 101%. Permitirte pocos miedos y obligarte a retar a aquello que temes...




No es que piense que haya que probarlo todo, sino todo lo que se quiere.



Es mejor vivir un solo día tu propia aventura que 100 años sin emoción...



¿Cuántas veces diremos a lo largo de nuestra vida “si hiciera esto, podría morir en paz”?



¿Cuánto empeño le ponemos en conseguirlo?



El condicional sólo es para los que temen el presente.



Si lo temes... ¡¡a por él!!

¿Te atreves?


11 comentarios:

  1. Este post merece otra de mis batallitas, jeje:
    "Cuando vivía en Málaga, un día cualquiera, fui a comprar congelados a una tienda especializada, como cualquier ama de casa. Mientras observaba los precios de la vitrina y los productos, se me acercó una abuelita, de unos 80 años por lo menos, que venía parloteando como si nos conociéramos de algo.
    La buena anciana estaba diciendo lo siguiente, mientras me miraba directa a los ojos:
    "Hija, cuando uno llega a esta edad debería poder decir "me arrepiendo de haberlo hecho" y no "me arrepiento de no haberlo hecho"".
    La verdad es que me quedé un poco traspuesta por que no creía que este comentario me lo estuviera dedicando a mi, concretamente. Pero luego, al salir con mis filetes de rosada, los churros de lazo, las rodajas de merluza y los lenguaditos para el niño, me quedé pensando en lo que me había dicho.
    "Jo, cuanta razón tiene la abuela... cuanto mejor no será pensar "me equivoqué, la cagué, no tendría que haberlo hecho" que añorar toda la vida "y si hubiera dicho...y si hubiera hecho...y si ... ".
    Estoy contigo, no es que haya que probarlo todo (yo, por ejemplo, con el vértigo que tengo no me tiro de un avión ni de coña, jaja), pero es verdad que uno debería intentar lo que le gustaría.
    Mi blog es éso, nada más, intentar hacer algo que siempre me gustó, escribir, que otros puedan leer lo que escribo. Es posible que no tenga mayores repercusiones en mi vida, pero....por lo menos no pensaré en el futuro... "y si hubiera escrito un blog?".

    Pues mira, si no hubiera escrito mi blog, hoy no te estaría contando esta batallita, jeje.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta los comentarios que haces, tienes toda la razón.

    No es mejor o peor aquel que experimenta más cosas. Hay a gente que no le nace y que no necesita esos "extras" en su vida.

    Sin ir más lejos, en la comida de hoy le he preguntado a mis padres que si harían paracaidísmo. Mi padre ha dicho que si fuese algo de vida o muerte lo haría, pero que por gusto, no. Mi madre ha dicho que ahora no, de joven es muy probable (y me lo creo, le pega bastante).

    Sin embargo cuando he dicho: "ok, te tomo la palabra". Se lo ha pensado mejor y ha dicho: "de todos modos, no es necesario ese tipo de emociones tan fuertes. Para mí una puesta de sol puede ser igual de emocionante".

    A lo que he respondido: "realmente, pocas cosas hay necesarias en esta vida, salvo comer y dormir. No todo el mundo tiene la misma capacidad para flipárselo con cosas insignificantes".

    Por supuesto, se lo he dicho de coña. En realidad admiro esa sensibilidad por cautivarse con los pequeños detalles. Pero lo cierto es que no todo el mundo pide lo mismo a la vida. Hay gente que se conforma con eso, gente que le pide un pelín más, gente sólo disfruta viviendo al límite y gente que no disfruta con nada.

    Lo importante es tenerlo presente y hacer las cosas en función de lo que pides.

    ResponderEliminar
  3. y si no tienes medio para realizar esas cosas? que haces? en esta sociedad lo unico que puedes hacer es tener dinero o medios, pq sino....debajo de un puente, quien es el hipocrita que me dice que no?

    ResponderEliminar
  4. Si no tienes medios, habrá que conformarse con las puestas de sol. Mi madre es muy feliz, te lo aseguro...

    Mil veces te lo he dicho: ACTITUD.

    Sino, siempre queda la opción de la pistola de agua.

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, que te hayas quedado con ese detalle es una pena... refleja que no has entendido el trasfondo de la entrada.

    A lo mejor tu reto no es hacer paracaidísmo, sino currarte los medios que afirmas no tener.

    En fin, suerte... (perdón) CURRO.

    ResponderEliminar
  6. Una pistola de agua, un charco o una pradera verde.
    A mi siempre me ilusionó tirarme como Heidi por una pradera y rodar y rodar y rodar, pero no lo hice, muy probablemente porque vivo en una ciudad y no hay praderas, pero otra cosa que me fascinaba era saltar en un charco. El binomio niño-charco es algo que a las madres les pone el pelo de punta, pero que para un chaval es irremediable, hay un imán.
    Pues bien, desde que mi hijo tuvo el suficiente equilibrio para saltar en un charco, aquí la menda, le compró unas botas de agua. No sólo porque no quería privar a mi hijo de saltar en un charco, sino que era la excusa perfecta para saltar yo también. Y lo bien que lo pasamos, risas, chillidos, más risas y la sensación de haber hecho algo que nos pedía el cuerpo.
    No todas las cosas que nos gustaría hacer cuestan dinero. Indudablemente, hay cosas que si, pero si no lo tienes no es razón para que no puedas buscar la "felicidad" en las pequeñas cosas que si puedes permitirte. No se trata de limitar los momentos "increíbles" a los momentos "descomunales", sino aprovechar todos los momentos que puedes tener al alcance de la mano, ya sea pagando o gratis.
    Quedarte esperando el "gran momento" es perder la suma de "otros momentitos" y la vida no es algo que vuelva hacia atrás, ¿y si no llega ese gran momento?.
    Como dice ClavedeSol...es ACTITUD, puedes levantarte con cara de haber desayunado vinagre o bien puedes colocarte una sonrisa (es gratis) y estar atento por si la brisa de la felicidad te roza a lo largo del día.

    ResponderEliminar
  7. Ole, muy bien María, perfectamente entendido.

    ResponderEliminar
  8. Hola María, si quieres puedes, yo estoy en ello, lo verás en mi blog. Seguiré de cerca el tuyo, me ha gustado leerte.
    Un saludo y recuerda...YOU CAN ¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Bueno, bueno, bueno... otro aventurero por Australia!! ¡¡qué bien!! Te leo sin duda.

    Un besito. Mar.

    ResponderEliminar
  10. Hecho, te lo has ganado, quedas añadido a la lista de mis blogs.

    Me encanta esa locurilla que ronda tu cabeza.

    Por cierto, no me deja comentar tu blog. No entiendo por qué, con lo maja que soy :S

    ResponderEliminar