sábado, 14 de marzo de 2009

¿¿FRACASO, ERROR O VICTORIA??





Nada en común. Absolutamente nada. Tan sólo la misma ciudad y el mismo grupo de amigos en el que has acabado por casualidad.


Nada en común, es muy evidente. Para todos es muy evidente. Sin embargo te empeñas en que funcione. Inviertes demasiados años en transformar el destino que te gustaría para ti, en convertir lo que es inamovible, en pulir asperezas imposibles y esculpir lo que siempre será amorfo.


Te respaldas en un envoltorio y te crees la imagen que te venden. Algunas pistas te indican que estás en lo cierto, que merece la pena compartir tus días con quien has elegido, que por fin lo has conseguido, lo habéis conseguido.


De repente, abres los ojos. La vida a veces te sorprende y la situación más estúpida puede hacer que esa bombilla fundida finalmente se encienda.


Entonces haces recuento de tu vida y sólo pasas páginas tachadas en rojo, sin corrección alguna. Te das cuenta de que no tienes a penas apuntes para aprender de tus errores.


Preparas el examen de recuperación y en ese punto te preguntas cuánto tiempo has perdido y cuánto invertido.


No importa haberlo suspendido. No lo llevabas bien preparado y sólo aspirabas a un suficiente. Ahora sabes que en Septiembre sacarás muy buena nota, agradeces tener otra oportunidad.


Gracias a esto escribirás un libro nuevo, sin faltas de ortografía. Legible, claro y sin tachones. Ahora se podrá leer.


Puedes decir que has ganado, sabes lo que no debes hacer, sabes por dónde empezar.


Quieres llorar, pero solo es para limpiarte los ojos...


Mientras, palmeo y bailamos para celebrarlo.


La vida es demasiado sabia.


2 comentarios:

  1. Pásate por mi blog, tengo un regalo para ti.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Muchas gracias, niña!! Qué ilusión me ha hecho...

    Ya he hecho lo propio.

    ResponderEliminar