viernes, 3 de abril de 2009

JE NE COMPRENDS PAS


“Tú no vuelves de Australia.”....

He perdido la cuenta de las veces que he escuchado esto viniendo de personas de diferente contexto.


Aunque lo realmente emocionante es esperar esa historia de aquel que te acaba de escuchar echar pestes de la rutina que te ha consumido durante años. Todos nos creemos con derecho de aportar nuestro granito de arena a aquel que va a iniciar una nueva vida. Todos tenemos algo que contar y la necesidad de empatizar con aquel que pretende romper con parte de su pasado. Esas historias destapan la vida que se añora, lo que se ha dejado atrás o sueños que jamás se alcanzarán.


Pero lo realmente sorprendente es que esto ocurra con gente que no te conoce de nada, o de muy poco. Es de agradecer esa confianza que deposita aquel que acabas de conocer y te abre su corazón con historias que es posible que no conozcan sus compañeros de trabajo.


Las mismas cosas atraen a todos los seres humanos y provocan emociones similares.


No es habitual salir emocionado de la empresa en la que vas a comenzar a trabajar porque tu jefa te ha contado una historia que te ha llegado directamente donde debía. Sólo bajo este contexto caben situaciones de esta índole.


Algunas expresiones rotundas te hacen pensar en la valentía de aquel que pronuncia dichas palabras: “¿Eres consciente de que no vas a ser la misma cuando vuelvas?”, “te enamorarás de un australiano y te casarás”, “encajas en el prototipo de persona que... blablablabla...”............


¿Y si ya estoy enamorada?, ¿y si no me quiero casar?, ¿y si soy tan sumamente dependiente que no puedo vivir lejos de mi mamá, mi papá, mi tío Rodrigo y mi amiga Juanita? Por elucubrar.....


Conociéndote o no, te das cuenta de que todos coinciden en puntos comunes. Te preguntas si es por ti, o es por ellos.


Pero la mejor de todas sin duda... la mejor de todas es cuando tu jefa te ofrece trabajo y añade: “no me haré demasiadas ilusiones contigo, se que no vas a volver”.


Resulta desconcertante no entender las palabras de aquellos que se están refiriendo a ti.



10 comentarios:

  1. yo una vez me fui a australia y aun no he vuelto, ya me contarás. que envidia lo que daría por estar de nuevo en el principio de una gran aventura como la que tienes ante ti.

    ResponderEliminar
  2. Para nada. Qué envidia más bien toda la vida que llevas a tus espaldas. Espero perderme del mismo modo.

    Yo tampoco pretendo volver de vuelta. Quiero quedarme en ese preciso momento, ese en el que yo elija, mientras el segundero pasa y el mundo sigue su curso.

    Gracias, gracias, gracias.

    ResponderEliminar
  3. Es lógico que la gente te diga cosas así. En situaciones normales hay un 50% de posibilidades de que te líes con alguien. Y si además, estás soltera, eres aparente y muestras predisposición, las posibilidades se duplican... De ahí a pillarse y todo lo que viene detrás va un paso.

    ResponderEliminar
  4. No entender lo que dicen cuando se refieren a tí... Si tú supieras cómo entiendo esa frase...
    Siempre defendiéndose de las palabras de quienes te quieren y conocen, no de quienes no saben nada. Es ilógico. Es cansino. ¿Quiénes estarán más desencaminados, ellos o nosotras?

    ResponderEliminar
  5. Bill, entiendo lo que dices, pero sólo un detalle descuadra todo tu argumento: "en situaciones normales" no casa conmigo. Cada uno vivimos nuestra particularidad y es muy complicado generalizar (máxime, sin conocer a la persona). Procuraré irme sin nadie en la cabeza, del mismo modo que espero volver. Las conjeturas para las brujas, adivinos, y demás sacacuartos.

    ResponderEliminar
  6. María, no entender a lo que se refieren pero básicamente porque juegan a adivinar lo que buscas. Si te ven ilusionada con irte fuera, se sacan conclusiones, si es un lugar exótico y lejano, se añaden conjeturas. Pero si además se enteran de tu soltería y echas pestes de la vida en pareja, se corroboran las elucubraciones.

    No hay nada de malo en hablar por hablar, salvo cuando no se tiene ni puñetera idea de lo que se está diciendo. Que además suele venir de gente que ni si quiera te conoce.

    En cualquier caso, no deja de ser divertido. Las personas nos parecemos demasiado y siempre repetimos conductas similares.

    ResponderEliminar
  7. Cierto.
    Me recuerdas a mi mejor amigo. Vive en Islandia. Está pensando en volverse, mala época para volver. Mira, os presento: Clave de Sol, este es Andaluz en Islandia. http://andrescolodrero.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Eyyyyyyyy, le seguiré, le seguiré. También yo tengo un colega en Islandia: Misterfloppy (Dashiell para los amigos). www.lascronicasdemisterfopply.blogspot.com Se lo presentaré y que se corran la juerga padre en Reykjavik a nuestra salud...

    ResponderEliminar
  9. Ya se conocen, a través de otro español que está allí, o algo así :)

    ResponderEliminar
  10. Ole, internet es un pañuelo. Y el mundo... por ahí por ahí anda. No se lo montan nada mal los chavales...

    ResponderEliminar