viernes, 24 de abril de 2009

¡¡YA!!


Soy una mujer de palabra. Lo se yo y lo saben los que me conocen.


Es fácil serlo si tu conciencia te bombardea cada vez que la incumples y te obliga a delatarte. Siempre ha sido así, desde que yo recuerde.


Algo falla últimamente. Demasiadas caídas en la misma piedra y me niego a que ocurra una vez más...


NO DEBO MENCIONARTE.





Que me preguntes cómo puedo seguir dirigiéndote la palabra destapa todo y demuestra lo que tengo que hacer y mantener sin reparos. Ni estás tan perdido, ni te debo nada.


Y es que es imposible odiarte. Sólo eres débil, no tienes la culpa. Pero yo tampoco.


Agradezco tu desafortunada pregunta, lo ridícula que me ha hecho sentir.


Si de algo me tengo que disculpar es de quererme demasiado. Lamento el delito, pero ya está saldado. Hoy lo he saldado.


FIN (con mayúsculas y fecha). Prohibido trampas.



7 comentarios:

  1. "El callo es importante para poder crecer" Me ha gustado mucho esa frase y... ya está, venía a decírtelo xd

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Soy una mujer de palabra. Lo se yo y lo saben los que me conocen.


    Lo se yo, y lo sabes tu.
    un besito guapa.

    ResponderEliminar
  3. Ártico, tienes razón. No está demás escuchar tus propios consejos.

    A cuidarse.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Gracias Anomim@!! (pero la próxima vez no me dejes con la intriga de quién eres y firma...).

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Vaa..
    Este rincón es todo un descubrimiento..
    Siento mucha fuerza en estas lineas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Ey, muchas gracias!! Seguiré tu blog.

    ResponderEliminar
  7. jajjajajaaja, ya deberias de saber quien es el anonimo!!!

    Me encanta como escribes , siempre me ha encantao pero sobre todo me encanta hablar contigo por telefono, cuando coincidimos, y ya va tocando ehh?
    un besazo guapa y echo de menos nuestras charlas!! Inma.

    ResponderEliminar