viernes, 22 de mayo de 2009

HAY MOMENTOS...




... en los que parece que todo se tuerce.


O mejor dicho... preferiríamos que todo se torciera para tener algún motivo con el que excusar nuestra cobardía.


Hay momentos en los que la incertidumbre es demasiado intensa y deja de divertir para dar paso a una desagradable ansiedad. No es miedo, es no saber lo que te depara el futuro...


Es dibujar una incógnita en tu cabeza cuando lo que acostumbras es a decir un sí certero, o a negar rotundamente.


Hasta ahora has tachado lo que ya has hecho para anotar con seguridad lo que harás mañana.


Ahora confías en que todo vaya como tiene que ir. Como sabes que va a ir, pero no quieres creértelo del todo, porque es mucho más cómodo lo previsible de tu anterior vida.


A veces, serías capaz de retroceder en el tiempo sólo por no vislumbrar lo que te depara el futuro.


Pero sólo son momentos...


A veces, preferirías quedarte con la misma discusión recurrente que sabes que será lo que destrozará finalmente tu relación.


A veces, seguirías saliendo con la misma gente y por los mismos sitios porque es lo único que conoces.


A veces, te quedarías como estás por miedo a un cambio en tu vida.


Pero sólo son momentos...


Porque sabes que ese cambio es para bien, que las cosas van a favor, y que en el peor de los casos.........


¿Cuál sería el peor de los casos?


Si ni si quiera hay respuesta, tampoco hay motivo de preocupación.


Sólo, son momentos.


2 comentarios:

  1. Guau, qué gran blog!! te pega bastante, gracias por pasármelo. No me ha dado tiempo a leerlo entero, pero creo que esta es la única entrada en la que te he visto de bajón. Aunque como era de suponer, has remontado pronto. No te mando suerte, porque siempre te las apañas para recuperarla

    KEEP ON SINGING!!

    ResponderEliminar
  2. Uyyyyyyyyyy, qué exageración, madre!! Dame suerte, dámela que la voy a necesitar... (entre tú y yo: estoy hecha un flan, me hago caquita)

    ResponderEliminar