lunes, 20 de julio de 2009

IMPRESIONES








Sigo manteniendo la primera impresión que me llevé de este país: la gente es tremendamente acogedora.




En Auckland es difíicil encontrar el perfil típico kiwi, debido a la gran cantidad de inmigrantes que te encuentras.



Intentar encontrar un perfil común en Queen Street, es como pretender determninar cuál es el perfil típico de España en la Gran Vía de Madrid...



De hecho, me costó una semana hasta que dije: "por fín he visto el típico kiwi del que tanto había escuchado hablar...".



En cualquier caso, kiwis o no kiwis, la gente aquí es extremadamente correcta y amable. Esto es algo que creí que era objetivo e indiscutible. Pero cuál fue mi sorpresa, cuando me enteré que no es una verdad absoluta para todo el mundo...



En general, la gente latina, tiene una visión muy distinta...



Tanto es así, que el otro día llegó una nueva estudiante procedente de Brasil. En la comida, me hace algunas preguntas acerca de bancos aquí y móviles. Dado que su inglés es prácticamente ilegible, la sugiero que hable en portugués despacio y yo trato de entenderla.




Su estado de nervios era tal, que entró en una crisis de ansiedad producida por el trato que decía, había recibido de los kiwis.



Intenté empatizar con ella diciendo que el primer día siempre es un shock para todos. Era una mentira piadosa, pero debía hacerlo.



Critica el egoísmo de la gente aquí, y hace comentarios que ya había oído con anterioridad de otros latinos.



Es algo que me sorprende, ya que mi opinión es justo la opuesta...



Y dado que de opiniones se trata, y por tanto de subjetividades; sólo puedo concluir pensando que es un asunto de actitud.



Lo cierto es que cuando eliges un destino semajante, tu mente tiende a idealizar las cosas. Es fácil caer en este error, ya que, en muchos aspectos, se trata de una isla paradisíaca.



En otros, no. La rutina es la misma allá donde vayas. Quien no trabaja, estudia. Quien acaba su jornada después de un día de trabajo, está cansado. Quien está esperando el autobús, necesita hacer cola.... Y al que le pises, protestará.



Y, por supuesto, las cosas buenas, no llegan a tus manos por sí solas... Como en ningún sitio.



Algo tan evidente, tiende a olvidarse cuando se crean mitos en tu cerebro.



Todo el mundo se rige por las mismas reglas. Tanto es así, que, países procedentes de partes opuestas del globo, guardan más semejanzas de las que creemos...




Estos pensamientos vienen a mí cada vez que paso por Queen Street.



Hasta el punto de que la primera semana, en una tienda de libros, cogí una guía de Nueva Zelanda. El sentimiento que se originó en mi cuerpo es ese escalofrío que ya había experimentado en España pensando en mi deseado destino. Me tuve que decir: "Mar, si ya estás aquí!!".



Me estaba ocurriendo lo mismo que en España; como si no me hubiera marchado...



Es lógico que ocurra algo así, teniendo en cuenta que mi vida no había cambiado demasiado, y apenas conocía prácticamente nada del país.



En ese momento, pensé que tal vez no notaba que estaba en Nueva Zelanda, porque me quedaba todo por conocer de aquí..



Y mis pensamientos estaban en lo cierto. Porque cuanto más conoces más te cautiva este país, y más cerca te sientes del sueño que se creó en tu mente antes de partir.



Y para acabar hablando de impresiones, la última con la que me quedo es con la de mi viaje a Devonport, este fin de semana...




Ya que de que impresiones se trata, mientras subía Mt Victoria y observaba las fotos que iba haciendo, pensaba que éstas no conseguían hacer honor al paisaje...



Y cuando por fín llego a la cima, y mi cámara anuncia: "no battery", sólo puedo pensar: "retén esta imagen en tu cerebro para siempre y que nada la estropé...".









10 comentarios:

  1. Por fin imágenes de allí....
    Me alegra que te lleves bien con Kiwis y demás fauna autóctona.
    Para otra vez lleva baterías de repuesto!

    ResponderEliminar
  2. Que envidia!!!
    estás contenta???? espero y presiento que si... me alegro muchísimo!
    que gran sorpresa me he llevado.... entré hace un tiempo al blog y era como si lo hubieras borrado, por eso no volví a entrar y ahora me encuentro con esto!!!!
    Disfruta muchísimo y se muy muy feliz!

    ResponderEliminar
  3. Cada vez me animas más a seguirte en tu aventura... enhorabuena por el Blog.

    ResponderEliminar
  4. Ars, lo tendré en cuenta para la próxima vez!!

    ResponderEliminar
  5. Cata, cuánto tiempo!!, tú también tenías abandonadillo el blog, eh...;)

    Besazo, guapa!!

    ResponderEliminar
  6. Marccos, gracias por tu comentario!!

    No te lo pienses demasiado... si lo quieres, hazlo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Clave

    Felicidades, ¿Es difícil encontrar trabajo en Nueva Zelanda?, podrías escribir una entrada acerca de eso.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Otro para ti, pesiosa!!

    Floppy, es pronto para hablar de temas laborales, pero me voy informando y retransmito...

    ResponderEliminar
  9. Hola Mar:

    Me alegra saber que las cosas se van dando y cumpliendo tus expectativas, incluso mejoradas.

    Abre bien los ojos, "cómete" todo lo que puedas de tu aventura y guárdala a buen recaudo, porque como decía un amigo mío, cuando las fotos eran de papel "las imágenes que capto con mi retina me acompañarán toda la vida, las de papel, a veces, se pierden".

    Muchos besos, mi Meriah-Kiwi y te me cuidas, eh?.

    ResponderEliminar