viernes, 18 de septiembre de 2009

¿QUÉ MÁS?






Hace poco, un amigo me dijo: “lo bueno se acaba para ti”. Y yo le contesté: “o empieza, según cómo se mire”.




Tal vez éste no sea el final de un viaje, sino el comienzo de una nueva forma de vida. Tal vez me decante por viajar durante un tiempo antes de asentarme en mi país o donde quiera que sea.




Tal vez debiera estar triste por finalizar una etapa y despedirme de las que han sido mis mejores vacaciones.




Pero en realidad, aunque con las emociones a flor de piel, sigo sin experimentar ni un ápice de tristeza.




Puede que hayan sido los tres meses más rápidos de mi vida, pero también los más intensos. O al menos, me voy con esa sensación…




Sensación que no se puede comparar con nada de lo que haya vivido anteriormente. Lo que en realidad he vivido no se asemeja demasiado a la idea idílica que creó mi cerebro mientras soñaba con este destino. Es mejor todavía. Es real.




Preferiría que la última semana pasase con la menor velocidad posible. Preferiría poderla alargar en el tiempo.




Pero ante tal imposibilidad, sólo lo viviré como hasta ahora.




Me quedan exactamente 8 días por disfrutar y más de media isla por conocer. Me queda lo más importante que ver, lo más paradisíaco, y también, lo más excitante (o eso dicen los que lo conocen).




Me quedo con una extraña insatisfacción, pero no me desagrada, porque se que eso me obligará a perderme de nuevo en esta isla; ahora, más cerca de mi país.





Aunque tengo la oportunidad de hacer la visita a través de un tour organizado, descarto esa posibilidad. Taupo, Rotorua y Waitomo son lo suficientemente importantes como para llevarte una mala impresión sólo porque un tour organizado te impide ser todo lo libre que te gustaría. Son lugares demasiado mágicos como para llevarte una mediocre impresión de ellos.




Este preciso momento es la mayor interrogante de mi vida, y me encanta. Nada está decidido. Ni si quiera, qué hacer tras mi regreso.




Es imposible pensar en ello cuando tienes la posibilidad de cambiar tu trayectoria en tan sólo 5 minutos.




Nada está escrito. Ni si quiera el número de personas que guardaré en el recuerdo.




7 días dan para mucho…


3 comentarios:

  1. I gotta feeling that tonight's gonna be a good night!!

    Tonight's the night night
    Let's live it up
    Let's spend it up
    Go out and smash it
    Like Oh My God
    Jump off that sofa
    Let's get get OFF!

    LA lA LA la la!!!

    diferent places are allways joined with same songs, where is the magic??? the place or the music?

    The music that sounds inside of you!!! Thats the magic!! Traveling just allow ourselves to get that freedom for listening that music more carefully!! at the end, some day, will not matter wherever you are. the song will still play arround us and we will feel great the same way. Until then I will be follow your great adventures. I LOVE THAT SONG!

    GREAT SONG! I LOVE IT!

    ResponderEliminar
  2. Y parece que fue ayer cuando me dijiste aquello de "enjoy each minute"... Los minutos se me acaban y me sabe demasiado a poco. Pero eso es muy buena señal.

    I love the song too. Big song, great moments!!

    C.U.

    ResponderEliminar
  3. Hola Mar:

    ¿Dónde piensas ir el año que viene? ¿cambiarás de escenario? ¿apostarás por una nueva aventura?

    Mi niña-kiwi...que tu regreso a casa sea muy leve (el viaje es pesado), pero que todas tus maletas vengan llenitas de cosas buenas, de experiencias, de sabores y olores, de músicas y silencios, en definitiva, de vida.

    Volver no tiene que ser un retroceso, puede ser el punto de partida para volver a soñar.

    Un beso grandote y cuídate mucho en esos aeropuertos del mundo.

    ResponderEliminar