sábado, 13 de marzo de 2010

EN TUS MANOS




Te espero, Vida, para que vuelvas a hacerme feliz cuando quieras, donde quieras y como quieras.




87

2 comentarios:

  1. Niña, un consejo: no esperes nada de nadie, y menos de la vida. Se que aprendes rápido, así que, te exijo seas también una alumna ejemplar en el resto de ámbitos. ;)

    1,2,3 y arriba!!

    ResponderEliminar
  2. Imagino que lo ideal sería no esperar nada y recibir todo lo que vaya viniendo por sorpresa. Aunque no siempre es tan fácil y depende de lo implicado que se esté.

    En cualquier caso, en mi opinión es bastante frío y triste, pero puede que sea práctico.

    ResponderEliminar